Estatuto de Roma

Desde su creación en 2002, la Corte Penal Internacional (CPI) ha buscado dar cumplimiento al objetivo de investigar y procesar atrocidades cometidas a gran escala, tales como genocidios o crímenes contra la humanidad.

La CPI es competente en los países adheridos al Estatuto de Roma de 1998, mediante el que fue constituida.

Pese a la experiencia internacional en suscripción de tratados multilaterales, el mismo estatuto fijó un alto cuórum para su entrada en vigencia (60 países). Sin embargo, el proceso fue sumamente rápido, partiendo por Senegal hasta que diez países en conjunto depositaron ante la Secretaría General de las Naciones Unidas el instrumento de ratificación el 11 de abril de 2002. El Estatuto entró en vigor el 1 de julio del 2002.

ONU


El Estatuto de Roma es el instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional. Fue adoptado en la ciudad de Roma, Italia, el 17 de julio de 1998, durante la “Conferencia Diplomática de plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de una Corte Penal Internacional”. Ver mas

Hasta la fecha, han sido 22 los casos investigados por la Corte Penal. Todos ellos atañen a países africanos: Uganda, República Democrática del Congo, Sudán, República Centroafricana, Kenia, Libia, Costa del Marfil y Malí. Los gobiernos de cuatro de esos ocho –Uganda, Congo, República Centroafricana y Malí– fueron los que solicitaron la apertura de una investigación a la Fiscalía de la CPI. En el caso de Sudán y Libia, la situación fue referida a la Corte Penal por el Consejo de Seguridad de la ONU. Los procesos en Kenia y Costa de Marfil fueron promovidos motu proprio por la Fiscalía de la CPI. De estos 22 casos, cuatro siguen abiertos.

En el curso de los procesos, la Corte Penal ha decretado 33 órdenes de detención, las cuales han tenido como resultado diecisiete arrestos y tres comparecencias voluntarias. Tres de las órdenes de detención quedaron anuladas por la muerte de los sospechosos: Raska Lukwiya en Uganda, Saleh Jerbo en Sudán y Muamar el Gadafi en Libia.

Por último, la Corte Penal ha dictado dos condenas: Thomas Lubanga, líder de las milicias de la Unión de Patriotas Congoleños (UPC), condenado en julio de 2012 a catorce años de cárcel, y Germain Katanga, líder de otro importante grupo de milicianos del Congo, condenado en mayo de 2014 a doce años de prisión por crímenes de asesinato, esclavitud sexual y empleo de niños soldado.   Ver más